Racha Ganadora Es Resultado de la Ejecución

Al estar perdiendo por cuatro puntos con menos de dos minutos por jugar el jueves pasado, el mariscal de campo de los Colts Dan Orlovsky dirigió una serie ofensiva para un touchdown que ganó el partido contra Houston. Fue su segunda victoria en cinco días. La defensiva jugó un papel en generar la oportunidad.

INDIANAPOLIS - Cuando uno piensa de los ataques que ganan el juego, se le ocurre la imagen de una ofensiva realizando jugada tras jugada para mantener la esperanza de una remontada.

Para los Colts el jueves pasado, eso fue el caso, pero la oportunidad no podría haber pasado para la ofensiva sin una parada crucial por la defensiva de los Colts en la posesión anterior.

Después de que los Texans realizaron su única conversión del tercer intento de la noche, cuando el pase de mariscal TJ Yates fue desviado en el aire y lo atrapó el receptor abierto Jacoby Jones, llegó el momento para una parada defensiva. El balón se puso en la 21 de Indianápolis y quedaron 2:43 por jugar un partido en que iban ganando los Texans  13-12.

La defensiva paró el corredor de los Texans Arian Foster en tres carreras consecutivas y forzó un gol de campo de 31 yardas por Neil Rackers con 1:56 restante. Después de permitir un touchdown en el primer minuto del juego después de una pérdida de balón y una serie de 17 yardas, la defensiva se puso fuerte de nuevo. La tercera parada de Foster fue el noveno de 10 esfuerzos de tercera oportunidad para la defensiva de los Colts.

El gol de campo les dio a los Texans una ventaja de 16-12. Sin embargo, quedó tiempo suficiente en el partido y los Colts tenían que anotar un touchdown en el último 1:56  del juego sin tener tiempos de espera restantes.

Los Colts se conformaron con cuatro goles de campo en sus posesiones anteriores, pero ahora se trató de un touchdown para la victoria o sufrir otra pérdida de la división.

El mariscal de campo Dan Orlovsky empezó de inmediato con un pase de 11 yardas al receptor Pierre Garcon para mover las cadenas.

Después de dos pases incompletos, Orlovsky mantuvo vivo el ataque cuando encontró al ala cerrada Jacob Tamme para 10 yardas en la tercera oportunidad.

Tres jugadas más tarde el heroísmo en el tercer intento continuó, el receptor Reggie Wayne  saltó y atrapó un pase de 34 yardas de Orlovsky para avanzar los Colts a la línea 20 de Houston línea con 46 segundos restantes.

De ahí los Colts beneficaron de los tres castigos defensivos de los Texans, el último de los cuales era una interferencia de pase en la zona de anotación, y preparó el camino para la anotación ganadora.

En primera y gol desde la línea una, Orlovsky encontró Wayne en la esquina y el veterano de 11 años ha hecho unas de las atrapadas importantes de su carrera con los Colts.

La Ofensiva anotó su único touchdown del juego en forma dramática, pero fue la defensiva que había preparado el camino.

"Bueno, ya me han oído decirlo", dijo Orlovsky. "Él (Wayne) pasa por mi armario cada vez y dice:" Tira a la izquierda. "Pasó al lado de mi antes del partido y dijo:" Tira a la izquierda. "Suena estúpido pero de manera me ha fijado. Yo estaba sentado en mi habitación del hotel pensando que fue el último partido en casa para la temporada, y hay preguntas sobre lo que le puede suceder en el futuro. Estaba pensando que si llega el partido a un punto en que alguien tenía que realizar una jugada, no iría a ningún otro lado, sino el suyo. Creo que se merecía esa oportunidad y, obviamente, él demostró que juega bien en los momentos importantes. "

La serie de 12 jugadas y 78 yardas fue la más larga de la noche para los Colts y le costó sólo 97 segundos. Orlovsky recibió unas palabras de aliento de un mariscal veterano antes de saltar el campo.

"Sinceramente, al empezar la posesión me sentí seguro", dijo Orlovsky. "Con dos minutos restantes Peyton (Manning) se me acercó y me dijo: 'Tienes dos minutos, sin tiempos de espera, sólo tienes que llegar a un minuto, y llegamos a un minuto con unas completaciones para ver qué pasaría. Fuimos sido capaces de hacerlo y realizamos una jugadas. El pase profundo a Reggie (Wayne) fue probablemente una de las mejores atrapadas que he visto hace mucho tiempo. Tuvimos Jacob (Tamme) con una jugada que creamos para su defensiva. Corrió una ruta increíble, y el hombre metió su mano y lo tiró hacia abajo. Fue un momento de "¿Hablas en serio?", pero seguimos luchando. Seguimos jugando duro, y los hombres en la línea estaban deteniendo las presiones que nos estaban tirando. El hombre (Reggie Wayne) que ha hecho unas jugadas increíbles aquí hace mucho tiempo para esta organización hizo otra esta noche. "

Fue sólo el cuarto comienzo en uniforme de los Colts para Orlovsky, pero la capacidad de llevar la ofensiva por el campo en un período de tiempo corto para anotar el touchdown ganador le impresionó al entrenador en jefe Jim Caldwell.

"Creo que es la marca de un mariscal de campo bueno, en términos de desarrollo", dijo Caldwell. "Cuando llega el momento y tienes la oportunidad de llevarlo por el campo para ponerlo en la zona de anotación, y es algo que practicamos una y otra vez, en términos de un ataque de dos minutos, y lo ejecutó muy bien. Hubo algunos tiros clave, tiros dificiles, y unas atrapadas a lo largo del camino, y la protección de pase se puso fuerte, también. Sin embargo, Dan ha hizo un buen trabajo de generar la serie (final). "

El heroísmo ganador recibió la atención de muchos. Lo que notó Caldwell fue el esfuerzo del equipo en general para conseguir la victoria 19-16. Sin una defensiva decidida, el resultado habría sido diferente.

"Creo que no perdimos el balón, como lo hicimos (en el primer partido ante Houston)", dijo Caldwell. "Obviamente, empezamos con una pérdida del balón al principio, y consiguieron siete puntos de eso. Más allá de eso protegemos, creo, muy bien el balón. Nuestra defensiva jugó muy bien, aunque creo que corrieron para 171 yardas. En todo, nuestros muchachos hicieron un buen trabajo cuando tuvieron que pararlos.  Se trató de (una mentalidad de) curve pero no se rompa. Cuando tuvieron que pararlos en la zona roja, los pararon en la zona roja y los hicieron patear los goles de campo. Tacleamos sin duda mejor, nos pusimos rígidos en la zona roja, que era importante, y defendimos el pase bastante bien. Fue un gran esfuerzo colectivo del equipo. Cuando la ofensiva tenía que realizar un ataque y llevarlo por todo el campo y anotar, lo hicieron. Cuando necesitábamos un gol de campo, lo conseguimos. Cuando necesitábamos, obviamente, una parada en la defensiva, conseguimos la parada. Creo que fue un gran esfuerzo colectivo ".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising